El 80 % de los abuelos juega con sus nietos

Nuevos compañeros de Juegos

El 80 % de los abuelos españoles juega con sus nietos y se han convertido en sus nuevos compañeros de juego, en lo que ha contribuido la prolongación de los horarios profesionales, la falta de hermanos con los que jugar y la mayor esperanza de vida.

Así lo han constatado los miembros del Observatorio del Juego Infantil, promovido por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), que han presentado los datos del primer estudio sobre 'El Juego y el Juguete en la sociedad actual', realizado por el Juegorama de Famosa.

Cada vez son más los abuelos que intervienen y participan en el juego de sus nietos, sobre todo cuando se trata de niños de menor edad, lo que contribuye a que la relación de los abuelos con sus nietos sea ahora mucho más cercana.

La consultora pedagógica Imma Marín, miembro del Observatorio y presidenta de IPA en España (Asociación Internacional por el derecho de niños y niñas a jugar), ha subrayado la "fuente de alegría, vitalidad, optimismo y humor" del juego, como lo son también para los abuelos los niños en sí mismos, siempre y cuando no se conviertan en obligación.

"Los abuelos que juegan con sus nietos crean lazos invisibles con ellos, recuperan su niño interior y alimentan su capacidad de juego, lo que repercute a favor de su salud física y mental. Al compartir sus juegos con los pequeños, reafirman su autoestima y se sienten más valorados", según Marín.

Y en el caso de los niños, la pedagoga indica que para ellos es un tesoro porque "se sentirán comprendidos, valorados y queridos. Escucharán con atención las historias que los abuelos les expliquen y aprenderán sus juegos y formas de jugar. Los abuelos son adultos 'sabios' dispuestos a escuchar y a compartir su tiempo divirtiéndose con ellos jugando".

Andrés Pay…, doctor en Pedagogía y profesor de Teoría de la Educación en la Universidad de Valencia y miembro también del Observatorio, ha destacado el rol que juegan los abuelos pues "son capaces de transmitir a sus nietos parte de las tradiciones y costumbres de otra época, pero que conforman parte del patrimonio educativo más cercano".

El juego intergeneracional resulta beneficioso tanto para los abuelos como para sus nietos puesto que, según Pay…, "consolida los lazos familiares y el aprendizaje social": "ambos jugadores reciben y perciben los beneficios de la actividad lúdica en este juego compartido, gracias a las relaciones de empatía, confianza y cariño que se establecen entre distintas generaciones".

Los niños de hoy encuentran en sus abuelos los aliados perfectos para jugar y comunicarse; y con ellos aprenden a relacionarse, a respetar turnos, reglas y a pensar.

Fuente: Canarias 7